Empresas de EEUU podrán abrir sucursales en Cuba

2015/09/18

Compañías de viajes y telecomunicaciones, empresas periodísticas, organizaciones religiosas, universidades y otras entidades estadounidenses autorizadas, podrán abrir oficinas o almacenes en Cuba y contratar a cubanos, según las nuevas regulaciones anunciadas este viernes por el Departamento del Tesoro y el Comercio de los Estados Unidos.

Compañías que provean servicios de Internet y telecomunicaciones pueden ahora establecerse en la isla a través de subsidiarias o incluso empresas mixtas con entidades cubanas, incluidas compañías estatales como el monopolio de las telecomunicaciones ETECSA.

“Tomamos estas medidas en parte por la retroalimentación que hemos recibido de compañías de EEUU… En permitir esto, sí contemplamos que esa sería una potencial empresa mixta que podría surgir con ETECSA”, comentó una funcionaria de alto rango de la Administración de Obama durante una conferencia telefónica con periodistas.

Asimismo, compañías bajo jurisdicción de EEUU podrán importar aplicaciones para móviles producidas en Cuba y contratar a desarrolladores cubanos de ese tipo de software. Los dispositivos móviles que pueden ser exportados ahora a Cuba no solo pueden ser vendidos o donados, sino también arrendados o “financiados”, aunque solo al sector privado.

Las modificaciones a varias leyes que controlan las transacciones con Cuba permiten además a las empresas y organizaciones en rubros específicos abrir y mantener cuentas bancarias en la isla. Asimismo, los bancos ya pueden abrir cuentas a nacionales cubanos en terceros países sin temor a pagar multas millonarias. También podrán abrir cuentas bancarias a cubanos que se encuentren en EEUU temporalmente mientras permanezcan en el país.

Las nuevas medidas también eliminan impedimentos para establecer vuelos regulares a Cuba así como servicios regulares de ferry y crucero. El transporte de pasajeros por vía marítima será autorizado a través de una licencia general. Se permitirá que barcos autorizados (de carga y de transporte de pasajeros) permanezcan en Cuba por un total de 14 días, mientras los aviones podrán permanecer siete.

Los familiares de viajeros autorizados en determinadas categorías de viaje (por ejemplo, educativas, periodísticas o religiosas), podrán acompañarlos en sus actividades en Cuba. Todos los viajeros autorizados podrán abrir cuentas bancarias en Cuba para realizar transacciones permitidas.

Una funcionaria dijo que no consideraba que la medida “se deshacía de la prohibición de viajes de turismo”. Aseguró que este continuaba prohibido y que la Oficina de Control de Activos Extranjeros, que supervisa las regulaciones del embargo a Cuba, continuaría haciendo cumplir la ley.

Una fuente informada en el tema y que pidió no ser identificada, dijo a el Nuevo Herald que cambios en las regulaciones de viajes podrían esperarse antes de fin de año. Los funcionarios no descartaron que la administración estuviera considerando nuevas medidas de flexibilización.

La eliminación de los límites para el envío de las remesas a Cuba es otro cambio significativo anunciado este viernes, aunque se mantiene la prohibición de envío a miembros del gobierno y funcionarios del Partido Comunista. Igualmente se elimina el límite en las remesas que los viajeros pueden llevar a Cuba. También se autoriza el envío de remesas desde Cuba hacia los Estados Unidos, así como el establecimiento de servicios financieros para esa actividad.

Funcionarios de alto rango de la Administración de Obama calificaron los cambios de “significativos” pero reconocieron que el gobierno cubano tendría que hacer cambios simultáneos para aprovechar todo el potencial de las nuevas medidas.

Entre los cambios que las compañías estadounidenses estarían solicitando para hacer negocios con Cuba estaría la posibilidad de contratar directamente a los trabajadores cubanos y la necesidad de reunificar la moneda, dijeron los funcionarios durante la teleconferencia. Hasta ahora el gobierno cubano no permite la contratación directa de sus nacionales por parte de compañías extranjeras, aunque una funcionaria mencionó que tienen información de “algunas operaciones de ese tipo con los burós de prensa” extranjeros en Cuba.

“Creo que esa es una opción”, dijo.

Las nuevas regulaciones, que entrarán en vigor el lunes, tienen como objetivo “crear oportunidades económicas para americanos y cubanos por igual” así como “apoyar al pueblo cubano en su esfuerzo para alcanzar las libertades políticas y económicas necesarias para construir una Cuba democrática, próspera y estable”, explicó el secretario del Tesoro, Jacob J. Lew.

Organizaciones a favor de la política de acercamiento como el Cuba Study Group, #CubaNow y Engage Cuba acogieron positivamente las medidas aunque llamaron al Congreso a eliminar definitivamente el embargo.

“Todavía estamos muy lejos de hacer en realidad negocios en Cuba”, comentó el abogado cubanoamericano Adolfo García, especialista en derecho corporativo internacional y socio en la firma Brown Rudnick.

“Sin la acción del Congreso para cambiar las leyes estadounidenses aplicables al actual embargo hacia Cuba y las prohibiciones relacionadas, todavía nos queda un largo camino por recorrer antes de que las empresas pueden participar en una amplia gama de actividades de negocios en ese país”, agregó.

Pero las medidas han levantado críticas de quienes consideran violan las leyes del embargo.

“No solo estas medidas dañan la causa de una Cuba libre sino que levantan serias dudas sobre la legalidad de las regulaciones [implementadas por] la Administración de Obama”, advirtió el candidato presidencial republicano Marco Rubio.

Por su parte, la congresista Ileana Ros-Lehtinen consideró que con este paso, la Administración de Obama “continúa ingenuamente alimentando expectativas de una Cuba que no existe”, en relación al llamado sector privado el cual “es parte de un estado policial bajo control militar”.

Por para El Nuevo Herald

Noticia original: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article35681453.html

 
Más noticias sobre los negocios y el turismo en Cuba

No se admiten más comentarios